martes, 25 de junio de 2013

LAS CAUSAS DE LA II GUERRA MUNDIAL. NEXOS HISTÓRICOS: CRISIS DEL 29, DESEO DE REVANCHA DE ALEMANIA E ITALIA, FASCISMO Y NAZISMO.



La Crisis del 29 fue la depresión financiera más larga en el tiempo, de mayor profundidad y que afectó a más naciones de las sufridas en la Edad Contemporánea. Asimismo, es considerada la causa más influyente en el estallido de la II Guerra Mundial (1939-1945).

            Anteriormente a la crisis hubo una expansión económica global, así como una política económica librecambista (pues los países europeos y USA intercambiaban productos entre sí, sin aranceles). No obstante, el incesante crecimiento de las acciones no se correspondía con la economía real, ya que se producía demasiado tanto en la agricultura como en la industria, sin ser vendidos todos los bienes. La excesiva inversión en bolsa de toda la población fue la que hacía crecer el precio de las acciones (generando beneficios rápidamente), y por lo tanto creer en la buena marcha de la economía. 

        Estos factores fueron la causa de una drástica crisis de desconfianza, cuyo primer efecto fue el hundimiento de los mercados de EE.UU. en menos de una semana en el año 1929, lo que conllevó la quiebra de numerosas empresas, entidades bancarias y familias. Esta caída del precio de las acciones hasta precios ínfimos fue ocasionada tras las órdenes de venta de la gran mayoría de las acciones, las cuales no fueron vendidas en su totalidad. Al no haber precedentes en los desplomes de los mercados, las autoridades no estaban preparadas para tal situación, por lo que no se tomaron medidas paliativas, como el cierre de la bolsa.
  

            La crisis alcanzó rápidamente todos los sectores económicos y se contagió a todas las naciones del mundo, ya que Europa dependía de Estados Unidos en el crédito, agudizándose la recesión hasta 1933, y siendo Alemania el país más afectado después de la superpotencia. Entonces comenzó a surtir efecto el New Deal, solución que consistió en la reactivación de la economía con la ayuda de la intervención del Estado, incrementando éste la inversión pública. También se intentó sostener a los que contaban con menos recursos económicos y se llevó a cabo una reforma bursátil y financiera.

            La Gran Depresión del 29 fue la principal causa del surgimiento de corrientes políticas tales como el fascismo y el nazismo. La desconfianza en la democracia y en su funcionamiento (la población creyó que la situación económica y la hiperinflación, dicho de otro modo, la rápida escalada de los precios y excesivo valor de los productos básicos era la consecuencia de la democracia, por lo que hubo un acercamiento a regímenes antidemocráticos), junto con el éxito del comunismo soviético (algunos sectores de las clases populares defendían el modelo socialista mientras otros se oponían férreamente, habiendo miedo por la instalación del comunismo y también división en la población), la culpabilidad a EE.UU. y la oposición al movimiento obrero por parte de la burguesía colaboraron con su auge.

          Por otro lado, otra causa fue el resultado de la I Guerra Mundial (1914-1918): Italia se vio menospreciada en las recompensas; y Alemania ansiaba una revancha porque su territorio e industria quedaron devastados. Asimismo, perdió todas sus colonias, y las regiones de Alsacia y Lorena. Pero lo que más contribuyó en alusión a la I Guerra Mundial fue la oposición al pago de los gastos del conflicto, una excesiva cantidad que Alemania debía remunerar según se acordó en el Tratado de Versalles.

         Dichas ideologías, el fascismo y el nazismo, reunieron ciertos rasgos comunes: la ultraderecha política, el sentimiento nacionalista, la presencia de un líder carismático, el irracionalismo, la política territorial expansiva, la existencia de un partido político único y la supremacía del poder ejecutivo y del Estado.

            Concretamente, en cuanto al nazismo, fue liderado durante la mayor parte del tiempo por Hitler en Alemania, alcanzando la doctrina su auge entre 1920 y 1945.
  

            Por otra parte, el fascismo más representativo fue el italiano, entre 1919 y 1943, cuyo líder fue Mussolini.

Sin embargo, hubo un fascismo menos radical en España entre 1923 y 1930, durante la Dictadura del General Miguel Primo de Rivera (apoyada por Alfonso XIII), el cual dimitió, entre otros factores, por la oposición a su gobierno debido a los terribles efectos de la Crisis del 29 en España y por el enfrentamiento que surgió entre todos los grupos e ideologías políticos tras el anteproyecto de la Constitución, también en 1929.
  

martes, 21 de mayo de 2013

Vidas e Historias Curiosas: Wölk

Hay multitud de historias de personas que han sufrido la represión y han presenciado conflictos bélicos en primera persona. Un ejemplo próximo a nosotros es Tanguy o Michel del Castillo. Sin embargo, el otro día llegó hasta mí una memoria que no merece menos estupefacción y admiración: Margot Wölk.

Margot nació en 1917 en Berlín. En 1940, recién casada, su marido, Karl, recibió la orden de acudir al frente. Dos años más tarde, en ausencia de noticias de su esposo, se mudó a la vivienda de sus suegros porque su piso había sido bombardeado por las Potencias Aliadas, porque se sentía sola y porque escuchó rumores de que Alemania no podría resistir a la URSS y a EE.UU., con los que acababa de entrar en guerra.

Próxima a la residencia de los suegros se localizaba un cuartel del Ejército Nazi, lo que en un principio parecía aportar protección. No obstante, una mañana, agentes de la SS llevaron a 15 jóvenes, entre ellas Margot, para ser catadoras de la comida de Hitler. Así trabajó, retenida aunque según ella no maltratada, durante dos años. Margot testifica que Hitler era vegetariano y que la comida era excelente... pero que no pudo disfrutar de ella por los rumores de envenenamiento de los rusos.

Pero en el verano de 1944, un Coronel de Estado Mayor del Ejército Nazi, Claus, que en 1942 llegó a la convicción de que debía entrar en resistencia contra el régimen nazi por las sistemáticas matanzas de judíos y de agricultores rusos que presenció (participó en la dirección del Ejército en el frente ruso, ocultando su oposición al irracionalismo nazi), que dudaba de los dotes de Hitler  y que preveía la derrota alemana desde la invasión a la URSS; hizo estallar un maletín con el objetivo de asesinar a Hitler. Inmediatamente después, se reforzó la guardia y se apartó a las catadoras, encerrándolas en un antiguo edificio durante semanas hasta que se asegurara la zona y se detuvieran a todos los implicados (Claus fue fusilado). Allí fue violada por un oficial  de la SS.

En el invierno de 1945, las tropas soviéticas alcanzaron el búnker en el que Margot trabajaba. El edificio fue demolido justo antes, para que el Ejército Rojo no hallara documentos ni lo utilizaran como base militar, por órdenes de la capital, y se llevó a cabo una rápida evacuación. Gracias a un oficial, Margot logró huir y se refugió en Berlín en casa de un antiguo conocido de su marido, un médico. Sin embargo, en mayo de 1945 cayó en manos de los comunistas y fue violada reiteradamente, hasta que ya no pudo tener hijos.

Un año más tarde, se reencontró con el oficial que le salvó la vida en el búnker, el cual le comentó que las otras 14 catadoras habían sido asesinadas por los rojos. Y, poco después, se reencontró con su marido, al que ya todos daban por muerto. Con él vivió felizmente hasta que falleció en 1980.

Margot nunca contó nada hasta que en Diciembre de 2012 la prensa la visitó por su 95 cumpleaños y decidió romper su silencio.


domingo, 10 de marzo de 2013

Mi visión de la 2ª Guerra Mundial


Aunque aún no hayamos llegado a estudiar la II Guerra Mundial (1939-1945) en clase, con estos dos mapas interactivos se puede observar el desarrollo de la II Guerra Mundial en Europa  el Norte de África, desde su principio hasta su fin, si bien es cierto que para la derrota de Japón se hubo de esperar unos meses más, tras las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki y después de la rendición nazi.

Se aprecia que las Potencias del Eje, lideradas por Alemania, comenzaron conquistando numerosos territorios rápidamente. La marcha comenzó a decelerar en 1941, cuando Hitler rompió el pacto de no ataque con Rusia, el cual había sido firmado tras el fracaso de Stalin co unirse con R.U y Francia, al igual que en la I Guerra Mundial.

La Alemania Nazi invadió Rusia inesperadamente, aunque Stalin ya estaba un tanto informado por parte de sus espías. El dictador ruso cayó en una depresión y sus fuerzas quedaron sin su control por su inicial falta de liderazgo durante los 10 días siguientes a que 3.000.000 de soldados alemanes invadieran Rusia. Después, con las condiciones climáticas del invierno a su favor, retomó el control y logró retener a las tropas alemanas en ciertos puntos, como Stalingrado.

Poco después, el gigante armamentístico, EE.UU., entró en guerra en contra de las Potencias del Eje en respuesta al ataque japonés de Pearl Harbour en Diciembre de 1941.

Así que, desde 1942, Alemania comenzó a perder sus territorios por la gran cantidad de naciones su contra.

En este contexto, España no participó en los conflictos por su escaso desarrollo. En la II Guerra Mundial, acababa de finalizar la Guerra Civil Española. Se le reconoce como un país neutral en las dos guerras mundiales. Afortunadamente, España no entró en guerra, por lo que no se vio perjudicada económica y militarmente, al igual que el resto de países.

Sin embargo, Franco se mostró a favor de Alemania en el conflicto nazi con Rusia, y optó por enviar 50.000 soldados voluntarios al frente ruso, la División Azul, algo insuficiente según Hitler, pues, según él, Franco debía devolverle la ayuda de la Guerra Civil.

video